Dubai, crecimiento sin respeto ecológico

•septiembre 29, 2010 • Dejar un comentario

Dubai es una de las ciudades con mayor crecimiento económico en los Emiratos Árabes y en la zona del Golfo. Actualmente es considerada como la Nueva York del Golfo Pérsico. Sorprende su crecimiento desde el punto de vista que Dubai no basa su economía en explotaciones de crudo, a diferencia de Abu Dahbi. Se ha apostado fuertemente en construir una nueva ciudad que se encuentra basada en un crecimiento exponencial del comercio y del turismo. Dubai se va a convertir en un centro turístico a nivel mundial a medio camino entre Asia y Europa, y se marca como objetivo el atraer al mayor número de visitantes anualmente. Para ello, se están construyendo nuevos distritos, financieros y residenciales, donde el visitante puede disfrutar de un abanico amplio de opciones para el ocio y el tiempo libre.

Pero este diseño de nueva ciudad, al igual que tiene sus puntos positivos, dentro de la innovación que se presenta, también tiene su lado negativo, el otro lado de la balanza, la falta de una cultura ecológica, de un crecimiento sostenible verde y responsable con los escasos recursos del planeta. Estamos ante una ciudad que en los últimos 15 años a pasado de ser un vasto y árido desierto a ser una ciudad de primer orden mundial. Y las consecuencias las encontramos muy rápido en una falta de planificación por un lado y una falta de cultura ecológica por otro.

Sorprende en esta ciudad en continuo crecimiento, esa falta de cultura ecológica. Mientras que en los todos los países europeos parece haberse convertido en una prioridad de primer orden, a la que Estados Unidos empieza a hacer pequeños movimientos de acercamiento, Dubai se encuentra totalmente alejada de esas premisas y de esos principios. Para empezar, dentro de esa falta de planificación encontramos que la energía que se proporciona a Dubai proviene en su mayoría de la central eléctrica de Jebel Ali, la única actualmente presente. No es de extrañar que las reservas eléctricas proporcionadas desde una única central sean totalmente escasas, y es por ello que en numerosos distritos financieros o residenciales encontremos subestaciones eléctricas, alimentadas por gasoil o aceite. Para ser más exactos, numerosos centros comerciales, aquí conocidos como malls, de los más grandes del mundo, disponen de su propia central eléctrica funcionando las 24 horas del día y alimentadas por gasoil. Dichos malls se encuentran acondicionados de tal forma que se puede pasar de los 45 o 50 grados del exterior a los 23 grados del interior. En todas las construcciones y edificios el aire acondicionado es primordial y funciona al cien por cien sin descanso para ofrecer ese grado de confort de cara a atraer nuevos visitantes y así obtener de ese ansiado crecimiento económico de la región.

Otra prueba más de esa falta de cultura ecológica y de ese notable derroche de energía eléctrica se observa en la construcción de los nuevos edificios. En Dubai es muy fácil saber que edificio se encuentra ya entregado y habitado o todavía se encuentra en construcción. Sólo es necesario acudir de noche y observar si las luces de su interior se encuentran encendidas o apagadas. En la gran mayoría de edificios en construcción, nocturnamente todas las luces se encuentran totalmente encendidas, con la emisión de CO² que eso implica. No se pone ninguna medida al respecto, y podemos encontrar numerosos edificios totalmente vacíos con la totalidad de las luces interiores encendidas, sin ninguna finalidad en concreto.


Pero, ¿qué ocurre con las nuevas energías? En una ciudad con el mayor número de horas solares diarias, la ausencia de energías alternativas, como la energía solar es patente y manifiesta. En algunos edificios se empiezan a instalar, pero no intentemos buscar ninguna central solar o central eólica a lo largo de la geografía de los Emiratos Árabes, ni paneles solares en los nuevos edificios. Brillan por su ausencia. Mientras a lo largo de la geografía europea parece ser un objetivo principal y un ejemplo de economía sostenible, aquí la planificación de centrales de energías alternativas no se encuentra en fase de ejecución.


Todos estos puntos, son puntos globales, de compañías privadas, donde la legislación local no pone ningún punto de ventaja para la reducción de emisión de CO². Pero en el plano individual, también se contribuye en Dubai a emitir diariamente más CO² a la atmósfera. Aquí el vehículo más habitual es un 4×4 o de alta gama deportiva, vehículos con una cilindrada de 4,8 litros. El consumo medio de dichos vehículos es cercano a los 20 litros a los 100 Km. No podemos hacernos a una idea numérica de la emisión de CO² en transporte privado. Lejos quedan los anuncios de vehículos que detienen el motor ante la presencia de un semáforo en rojo, circunstancia que se vive en países como Suiza y Alemania. Aquí es muy habitual observar que el motor se encuentra encendido mientras el vehículo está estacionado simplemente para poder disponer de una temperatura interior habitable. Estamos en un país donde es más caro un litro de agua que de gasolina.

Existen muchos más ejemplos de lo que no se debe de hacer a la hora de planificar la construcción de una nueva ciudad. Ejemplos que supondrían un gran suspenso a estos nuevos organizadores y donde es evidente que premia más la economía que el velar por el cuidado de nuestro medio ambiente y del futuro de nuestro planeta. Dubai, ha pasado a tener la mala fama de ser más contaminante que los propios Estados Unidos, en porcentajes individuales. En los Emiratos la huella ecológica por persona es de 11,9 hectáreas, frente a las 2,2 hectáreas por persona de media global. Esperemos que se sepa reaccionar a tiempo y podamos proporcionar un legado de calidad a las próximas generaciones.

CRÓNICAS DE SANTIAGO JULIÁN DESDE DUBAI

http://www.lavanguardia.es

MUSEO LOUVRE ABU DHABI

•septiembre 27, 2010 • Dejar un comentario

La sede del Museo de Louvre en Abu Dhabi, proyectada por el arquitecto francés Jean Nouvel, es el cuarto gran equipamiento cultural en la isla de Saadiyat. De todos estos grandes conjuntos diseñados por star-quitectos (incluyendo el Guggenheim por Frank Gehry, el Centro de Artes Escénicas por Zaha Hadid y el Museo Marítimo por Tadao Ando) el Museo de Louvre es, en mi modesta opinión, el que mejor ha logrado rescatar el espíritu del lugar y las características urbanas, arquitectónicas y culturales del Medio Oriente, sin necesidad de caer en la copia literal de formas vernaculares.

LA EXPANSIÓN DEL LOUVRE

Como hemos mencionado anteriormente, el Museo de Louvre nació como un conglomerado de palacios que se fueron añadiendo sucesivamente por reyes y emperadores franceses a lo largo de varios siglos. Posteriormente, François Mitterrand propuso un plan de modernización del museo, ejecutado por el arquitecto chino-norteamericano I. M. Pei y su famosa pirámide de cristal. Dicha ampliación fue en su momento muy controversial.

Hoy, el Louvre, el museo más famoso del mundo, ha decidido seguir los pasos del Guggenheim y sacar provecho a su invaluable colección de arte antiguo. Curiosamente cuando se dieron a conocer los planes de expansión del Louvre, se tuvo la misma oposición del público francés y muchos intelectuales galos han declarado que “sus museos no están en venta”. Jacques Chirac, por su parte justificó el acuerdo como una forma de establecer vínculos entre la civilización occidental y el Medio Oriente.

EL LOUVRE DE ABU DHABI

“Dedicada a exhibir trabajos y artefactos del pasado, el Museo de Arte Clásico se halla ligado a aspectos al mismo tiempo remotos y familiares, derivando naturalmente del espíritu del lugar. La isla ofrece un áspero paisaje, atenuado por su encuentro con la ensenada, una impresionante imagen de la aridez de la tierra versus la fluidez de las aguas. Éstos despertaron la imaginación hacia ciudades desconocidas,enterradas bajo profundas arenas o hundidas bajo el agua. Estos pensamientos de ensueño se han mezclado en una simple plan de un sitio arqueológico revivido como una pequeña ciudad, un agrupamiento de edificios de baja densidad ubicados a lo largo de un plácido paseo.”


Jean Nouvel.


Un enorme domo, una figura muy común en la arquitectura islámica pero aquí planteada en proporciones achatadas, se encuentra en el Museo Guggenheim y el Centro de Artes Escénicas. Es también una referencia al paisaje, evocando el perfil de una gran duna en el desierto.

Nouvel prefiere separarlo de la inmediatez de la ciudad y crear un ambiente casi teatral, compuesto por un conjunto de edificios que tienen un contacto íntimo con el agua. La idea de Nouvel ha sido crear una pequeña “ciudad perdida” casi como una ruina en medio del desierto que deja entrever sus tesoros.

Lo interesante es que la disposición de los ambientes y el patrón espacial del museo recoge en cierto modo el carácter de la trama urbana de las ciudades árabes, retomando espacios como el souq, o la discontinua sucesión de plazuelas y edificaciones, generando resquicios y ofreciendo múltiples sensaciones al visitante.

La organización de esta ciudad-museo sin embargo, no es caótica, sino que se rige a través de la superposición de dos tramas giradas.

“Esta micro-ciudad requiere un microclima que dé al visitante la sensación de ingresar a un mundo diferente. El edificio es cubierto por una gran cúpula, una forma común a todas las civilizaciones. El domo es hecho de una red de patrones diferentes entrelazados sobre un techo translúcido, lo que permite el paso de una mágica luz, tal como la mejor tradición de la arquitectura árabe. El agua juega un papel crucial, tanto en reflejar cada parte del edificio como en crear un Psique, y crear, con un poco de ayuda del viento, un microclima confortable.”


Nouvel aplica aquí un elemento en el cual ha invertido varios años de investigación sobre la cultura árabe, y es un conjunto de tramas superpuestas que simulan las mashrabiyya , una filigrana típica de de las construcciones islámicas y que el arquitecto francés ha aplicado en su temprano Instituto del Mundo Árabe en París o en su reciente Torre en Doha.

El efecto de esta lluvia de luz controlable ha de ser casi mágico, a juzgar por los gráficos, recogiendo el espíritu de la sombra bajo un oasis de palmeras o los elaborados juegos de luz que se experimentan en la Alhambra de Granada o la Mezquita de Córdoba.

La experiencia es diferente cuando se aproxima al museo desde el mar, siendo éste un vínculo entre el navegante y la tierra que lo recibe.

El paisajismo es un microcosmos de las diferentes condiciones encontradas en la región, desde el oasis a la duna, desde el estanque al archipiélago, cada capa exponiendo sus propias plantas específicas y reforzando el carácter de “isla dentro de la isla”.

Todo el territorio es visto no tanto como un anhelo nostálgico de algún mundo remoto, algún paraíso perdido, sino como un impulso para cuestionar un sentido del tiempo”.

http://moleskinearquitectonico.blogspot.com

Hotel Enzo

•septiembre 24, 2010 • Dejar un comentario

Este es el Hotel Enzo en París, diseñado por Manuelle Gautrand Architects. Su forma triangular aloja diferentes elementos programáticos que entran en relación con el contexto. Su fachada colorida se inspiró en el paisaje natural. Los colores agregan una estética vigorizante al edificio, y sus diferentes paneles de colores añaden a la forma una textura elegante.


Según los arquitectos, las bandas fragmentadas dan un efecto de movimiento al volumen en su totalidad; uno puede ver ahí reflejado el movimiento de los autos, lo que le da cierta impresión de velocidad.

El volumen del edificio está recortado elegantemente para ajustarse a los límites urbanos de las áreas a su alrededor. La planta angosta del nivel de piso del hotel dio origen a diferentes ideas para la organización del edificio.

Este proyecto tiene una perspectiva dinámica, pues dependiendo del ángulo desde donde se vea, el edificio ofrece una percepción diferente.

CÓDIGO DEL PROYECTO IND


NOMBRE DEL PROYECTO Enzo Hotel PARIS


PROGRAMA / MISIÓN DE DISEÑO DE UN HOTEL DE TRES ESTRELLAS


CALLE / DISTRITO BOULEVARD D’Indochine – DISTRITO 19ème


CIUDAD DEL PARIS


PAÍS Francia


DIMENSIONES


ÁREA 5,400 M ²


Los costes de construcción (confidencial)


OTROS 150 habitaciones


COLABORADOR


BNP Paribas Immobilier CLIENTE


ARQUITECTO ARQUITECTURA Gautrand Manuelle


Arquitecto del proyecto el equipo de Bertrand COLSON, jefe de proyecto


OTROS


INGENIEROS SCYNA 4 (estructura), GESYS (Fluides) ALTO INGENIERIE (sostenible), DAL (cantidad Surveillor)


CONSULTORES AVLS (acústico)


FECHAS


CONCURSO / ORDEN 2009


ESTUDIOS / Construcción 2010 – 2011


FOTOS © JULIEN ALMA




El Burj Dubai… y un poco mas

•septiembre 22, 2010 • Dejar un comentario

Éxodo de extranjeros que habían llegado en busca de nuevas oportunidades, el fin del Mundo (el proyecto inmobiliario, no la Tierra) y la paralización de diversos proyectos inmobiliarios fueron un adelanto de la burbuja que terminó por reventar en Noviembre del 2009, causando la caída de las bolsas asiáticas.

Lo que se ha logrado durante el boom de Dubai es increíble. Si bien se aprecia una baja densidad, y los comentarios de quienes lo visitan son de que no es más que una escenografía, Dubai ha alcanzado un nivel en que se ve más cercana su consolidación que su debacle.

Y una muestra de esto es el Burj Dubai, la torre más alta del mundo (diseñada por SOM) que se inagura este 4 de Enero, que promete liderar un resurgimiento del Emirato con sus 818 metros de alto visibles a 95km de distancia, un verdadero ícono y un poco mas…

  • 818 metros de alto, lo que lo convierte en el edificio más alto en las 4 categorías que considera el Council on Tall Buildings and Urban Habitat (CTBUH): altura de la punta, el piso ocupado a mayor altura, la azotea a mayor altura y la altura del pináculo.

  • 3.000.000 de metros cuadrados útiles sobre el nivel del suelo, y 5.000.000 de metros cuadrados contando la superficie útil total.

  • Uso: residencias de lujo, hotel de 5 estrellas.

  • La punta del Burj Dubai es visible a una distancia de 95km en un dia despejado. La vista desde la terraza llega a los 80km.

  • Se usaron 250.000 metros cúbicos de hormigón, sin incluir las fundaciones.

  • Se usaron 35.700 toneladas de enfierradura, sin incluir las fundaciones.

  • El muro cortina ocupó 83.600m2  de vidrio y 27.900m2 de metal, cubriendo una superficie equivalente a 17 estadios de fútbol.

  • El agua condensada se recupera, con un estimado de 15 millones de galones al año usados para los jardines.

  • Ascensores de 2 pisos con capacidad para 21 pasajeros por nivel, con una velocidad de 10m/seg.

  • El ascensor de servicio y para emergencia tiene una capacidad de 5.500 kilos, siendo el ascensor más grande de cualquier tipo.

http://www.plataformaurbana.com

Sobre el Pritzker

•mayo 14, 2010 • 1 comentario

Este premio fue establecido por la Hyatt Foundation en 1979 y toma su nombre de la familia Pritzker, cuyos negocios se recogen en la ciudad de Chicago. El apoyo de esta familia a la educación, actividades culturales, científicas y médicas es conocida. El premio fue fundado por Jay A. Pritzker y hoy en día es su hijo mayor, Thomas J, Pritzker, el presidente de la Fundación.

La medalla de bronce que se entrega a los galardonados se basa se los diseños de Louis Sullivan, arquitecto considerado el padre de los rascacielos. En un lado aparece el nombre del premio, y en el otro hay tres palabras inscritas: firmness, commodity and delight que se corresponden con los Tres Elementos de la Arquitectura de Henry Wotton en referencia a lo escrito por Vitrubio en sus Libros de Arquitectura: “el final es construir bien. Las buenas construcciones tienen tres condiciones: solidez, utilidad y belleza”.

El jurado este año ha estado formado por Lord Peter Palumbo, Alejandro Aravena, Rofl Fehlbaum, Carlos Jiménez, Juhani Pallasmaa, Renzo Piano, Karen Stein y Martha Thorne, un grupo de expertos de reconocido prestigio en los diferentes campos de la arquitectura, negocios, educación y cultura, todos presentes ya en las nominaciones de años anteriores. Durante la nominación, ningún miembro de la familia Pritzker está presente. La celebración de la ceremonia de entrega del premio tendrá lugar el 17 de mayo en Ellis Island en Nueva York. El lugar de celebración de las ceremonias es elegido antes que el galardonado sea seleccionado, por lo que no hay ninguna conexión entre ambos. Se eligen lugares diferentes como homenaje a la arquitectura de otras épocas o trabajos de pasados galardonados.

http://www.hoyesarte.com

•marzo 25, 2010 • Dejar un comentario

•marzo 25, 2010 • Dejar un comentario